20/6/17

Entrevista a Luz Gabás... Como fuego en el hielo

entrevista a luz gabas como fuego en el hielo resena opinion

Entrevista a Luz Gabás... Como fuego en el hielo. "Para quienes en su interior rugen el ímpetu y la tormenta", toda una declaración de intenciones que reza en la dedicatoria de esta maravillosa novela. Así iniciaréis la lectura de una gran historia, escrita desde el corazón y que a lo largo de sus 557 páginas os transportará en tiempo y lugar. No necesito ser objetiva para hablaros de ella porque lo que voy a contaros sobre este libro es vivido, sentido, respirado y compartido. ¡Aquí tenéis vuestra lectura para este verano!


Luz Gabás, la emoción contenida de la montaña...

Puede decirse que llegué a esta autora casi por casualidad, con la lectura de "Regreso a tu piel", novela publicada por la Editorial Planeta en 2014. "512 páginas de buen hacer, espléndida documentación y un toque diferente, el que le da Luz Gabás, una escritora que irrumpió en el panorama literario español con el fenómeno, "Palmeras en la nieve"...", os decía en la reseña de la misma (ver aquí). Esa historia removió algo en mi interior y de hecho, no tardé demasiado tiempo en comenzar a escribir, durante una tarde de piscina, "Las lunas de Rona". Y es que Luz tiene algo muy especial en su forma de escribir, de contar vidas, amores, traiciones, lugares...

El caso es que "Regreso a tu piel", que recoge hechos históricos (siglo XVI) que la autora traslada al Pirineo alto-aragonés que la vio nacer, al valle de Benasque, recreándolos en el condado de Orrum, en un pueblo de montaña ancestral con un atrayente trasfondo histórico con intereses encontrados entre la casa real, los señores feudales y la brujería, me llevó de la mano hasta "Palmeras en la nieve" que se nutre de historias que Luz escuchó contar a los miembros de su familia, que vivieron de cerca la emigración.. Una historia de amor, esta última, con la ambientación de fondo de la emigración colonial a la antigua colonia española de Guinea, que nos conquistó a todos incluso en su adaptación al cine, que no siempre resulta.

Es difícil si no imposible hacer un pleno dos veces seguidas, ya no solo en ventas sino en intensidad, calidad y magia, sin embargo, Luz lo consiguió. Por eso os podéis imaginar cómo esperaba yo su... "Como fuego en el hielo". Pues bien, tengo que deciros que de nuevo nos hace vibrar con su pluma y entrega. Luz Gabás, una licenciada en Filología Hispánica, traductora, profesora universitaria y alcaldesa de Benasque, desde 2011. Una mujer todo-terreno que compagina ambos mundos para regalarnos pequeños tesoros en forma de historias, de esas que pasan a formar parte del acerbo y del alma de millones de lectores. "Que tu novela guste a mucha gente es una sensación extraña, un tanto irreal, como si le estuviera sucediendo a otro", decía la propia autora, y no sabe ella lo que le agradecemos sus rendidos lectores poder volar sumergiéndonos en sus novelas. 


1.- Sinopsis: "Como fuego en el hielo".

Dicho todo lo anterior, es obligado hablaros del libro que nos ha traído hoy aquí, "Como fuego en el hielo". Su sinopsis nos anuncia que... 

"El fatídico día en el que Attua tuvo que ocupar el lugar de su padre supo que su prometedor futuro se había truncado. Ahora debía regentar las termas que habían sido el sustento de su familia, en una tierra fronteriza a la que él nunca hubiera elegido regresar. Junto al suyo, también se frustró el deseo de Cristela, quien anhelaba una vida a su lado y, además, alejarse de su insoportable rutina en un entorno hostil. Un nuevo revés del destino pondrá a prueba el irrefrenable amor entre ellos; y así, entre malentendidos y obligaciones, decisiones y obsesiones, traiciones y lealtades, Luz Gabás teje una bella historia de amor, honor y superación.

Los convulsos años de mediados del siglo XIX, entre guerras carlistas y revoluciones; la construcción de un sueño en las indomables montañas que separan Francia y España; y una historia de amor que traspasa todas las barreras. Una novela escrita con el apasionante pulso narrativo de la autora de Palmeras en la nieve."

2.- Opinión:

¿Qué queréis que os diga? Pues sí, me gustó, me enganchó y os la recomiendo sin reservas. Mis razones... Recuerdo perfectamente las sensaciones que me hizo sentir esta novela, tal es así que leyéndola bajo este sol de justicia con el que nos azota el azul Mediterráneo, en el jardín, en la playa o incluso en la piscina... yo viajaba perdida en ese paisaje de montaña áspero, imponente y mágico que Luz nos hace masticar en cada una de sus páginas. Y si eso lo consigue únicamente con la recreación del entorno que ella convierte en un personaje más, podéis imaginaros la destreza que alcanza con los otros protagonistas, los de carne y hueso.

Os adentraréis en una historia de amor como las de antes, y digo antes porque esa intensidad, esa trama descarnada y esa emoción a flor de piel solo puede ubicarse en el romanticismo, periodo convulso y escrito a fuego por sus actores.

Luz nos habla sobre cómo la vida trunca sin aviso, permiso o remordimiento alguno, los planes que nosotros nos empeñamos en trazar. Nos dibuja unos personajes femeninos fuertes, conmovedores y atrapados muchas veces en los prejuicios no propios sino ajenos. Nos susurra bellas palabras de amor, de ese que duele, que araña, que quema y que despierta. Nos lleva, nos trae y nos regala una historia que tenía que ser contada.

"Como fuego en el hielo", una novela redonda que nos sumerge en una de las pulsaciones más fuertes que azotan el alma humana, al amor y responsabilidad para con los nuestros. 

 Aquí os dejo breves extractos que os darán una idea de la fuerza de este libro:

"... solamente Dios y él sabrían del fuego interior que lo abrasaría cada minuto en la lenta agonía de su existencia; un fuego que nunca dejaría de arder, ni aun oculto bajo toneladas de hielo con las que comenzaba a enfrentarse a su futuro."



" Su amor por Attua seguiría siendo tan fuerte y resistente como dos montañas condenadas a permanecer eternamente inmóviles, frente a frente, existiendo juntas aunque sin poder tocarse."



"La muerte no terminaba en nada. No producía satisfacción. La muerte no era el fin, sino el comienzo de más muerte."

"Aquellas pasiones que no se satisfacen se convierten en una pesada carga emocional para toda la vida."



3.- Entrevista a Luz Gabás... "Como fuego en el hielo"

Bueno, ahora yo desaparezco porque tenéis que leer con atención esta entrevista, si no lo teníais claro, la propia Luz os despejara cualquier duda:

1. Lo primero que he de decirte es que me parece una novela redonda... Emocionante pero con un ritmo contenido que te mantiene atado a la historia. Desatada y romántica pero a la vez con una patina de realidad que te agradezco por el gran esfuerzo que eso supone. ¿Cómo darle forma a una trama tan bien acabada? ¿Cuál es el germen de "Como fuego en el hielo"?

R. Muchas gracias por tus palabras. Precisamente la idea original fue ese contraste entre fuego y hielo que para mí es la vida. Emoción y contención; pasión y razón; romanticismo y realidad; lo que deseamos y lo que debemos hacer. Con estos opuestos, diseñé primero unos personajes que se sentían imantados. Elegí el contexto, una época sobre la que yo deseaba saber más, mediados del siglo XIX, y preparé un esquema de escenas en las que los personajes fueran encontrando obstáculos y superándolos o no, aprendiendo en el proceso. Con esto en mente ya me senté a escribir.

2. En un momento dado de la novela describes el amor entre Attua y Cristela, los dos protagonistas, no como un "enamoramiento común" o un "derroche de pasión contenida", si no como una condena. ¿Es así? ¿El amor verdadero duele? ¿Cura? ¿O ambas cosas?

R. Para ellos es una condena porque todas las decisiones de sus vidas están condicionadas por sus sentimientos. Hacia el final de la novela, Aurore le dice a Shelton que aquellas pasiones que no se satisfacen se convierten en una pesada carga emocional para toda la vida. El amor, aunque sana, siempre duele. Si amas demasiado, sufres; y si no te aman como tú quieres que te amen, también. El amor merma nuestra libertad, pero no podríamos vivir sin él. Esta contradicción ya es de por sí una condena.

3. Y ya que hablamos de amor... ¿Necesitamos a alguien porque lo amamos? ¿O decididamente lo amamos porque lo necesitamos junto a nosotros?

R. De nuevo Aurore reflexiona sobre esto. Cito: “Le resultaba difícil de comprender cómo surgía el amor, el súbito deseo de unirse a alguien para sentirse completo. Nacías, crecías y vivía años con la única compañía de tu yo interior y, de pronto, eso ya no era suficiente: necesitabas fundirte con otro ser habitado por su propio yo.” En otras palabras: nosotros mismos nos percibimos insuficientes y necesitamos de alguien más para sentirnos en plenitud. 

4. Podríamos hablar de muchos de los personajes de la novela, muy bien construidos y cautivadores. Pero hay uno de ellos que tiene una presencia destacada en toda la historia... Los lugares, los escenarios por los que nos llevas de la mano con respeto y devoción. ¿Qué nos puedes contar sobre los mismos?

R. Elegí la agreste frontera entre España y Francia por dos razones primordiales. En primer lugar es alta montaña y en una novela que para mí es un homenaje al romanticismo y lo romántico, la montaña y la naturaleza más pura representan el contraste con la civilización y la verticalidad y tienen también un significado simbólico de contacto espiritual con lo divino. En este sentido, la naturaleza, con sus cambios de humor a lo largo de los años —salvaje o amable, hermosa o grotesca, generosa o cruel—, efectivamente parece un personaje más. En segundo lugar, a pesar de ser un territorio duro, hostil e incomunicado, esta zona era la vía de contacto entre los dos países. Por la frontera llegaban a España las ideas de Europa. Se imitaron las formas de hacer las cosas, por ejemplo, en el caso de las villas termales. Que unos emprendedores se atrevieran a montar negocios de aguas en las montañas, con todas las dificultades de acceso, es algo admirable. Y porque en las fronteras siempre están presentes los conceptos de identidad, de la comparación, del otro, del miedo, de la pelea entre tradición y modernidad, entre lo conocido y la novedad. 

entrevista a luz gabas como fuego en el hielo resena opinion

5. Al final del libro nos confiesas que querías que "Como fuego en el hielo" fuese una novela romántica. ¿Te ayudó en ese propósito ambientar el libro en una época tan tumultuosa como la de mediados del siglo XIX?

R. Tenía claro que la acción solo podía suceder en esta época. La novela es doblemente romántica, por época y por tono. En la novela encontramos la tensión romántica entre realidad y nostalgia, razón y pasión, tradición y progreso, civilización y naturaleza. Hay amor, viaje, emoción, sentimientos, una forma especial de sentir la naturaleza, aventuras y, cómo no, conflictos sociales y políticos. La parte histórica está muy ajustada a lo que sucedió en España y en el Valle de Benasque entonces. Me gusta conocer la historia en esa comparación entre lo general y lo local porque al final lo local se manifiesta como un microcosmos de lo que sucede en el resto del país. La extensa documentación me permitió dibujar bien la vida a mediados del XIX. Era un momento de ebullición, el origen de todo lo que vendría después, de todo el siglo veinte, incluso de cosas que escuchamos ahora. Sin duda, fue el momento apasionado que deseaba para la historia que quería contar.

6. Tengo que decirte que siempre me enamoro de alguno de tus protagonistas masculinos, aún recuerdo maravillada al indómito Corso de "Regreso a tu piel". En esta ocasión, sin dejar a un lado a Attua, pieza clave de la historia, he disfrutado sumergiéndome en el universo femenino que nos dibujas con Cristela, Aurore, Belisa e incluso con la pobre Ana. ¿Cómo dar forma a mujeres con esa fuerza, con esa generosidad y coherencia?

R. Creo que se trata de observar a las mujeres con las que hemos crecido y que nos rodean. Cada persona es protagonista de la novela de su vida y todos somos únicos, de modo que nuestro entorno es una fuente inagotable de inspiración. Suelo fijarme en aquello que las hace especiales para que todas, no solo la protagonista, tengan una personalidad definida.

7. Con esta pregunta me gustaría adentrarme contigo entre las bambalinas de "Como fuego en el hielo". ¿Hay alguna anécdota que puedas compartir con nosotros del proceso de creación y documentación de la novela?

R. Recorrí los lugares de los Pirineos españoles y franceses donde sucede la acción de la novela. Tenía anotados unos concretos en los que había termas. Pero por pura casualidad me topé con las termas abandonadas de Barbazan, donde hay una pequeña iglesia inacabada de la que se está apoderando la naturaleza. Allí visualicé la escena final de la novela. Fue un momento mágico. 

8. Una mujer increíble, Pilar Eyre, me dijo una vez algo así como que la escritura es una dedicación que el escritor rentabiliza incluso antes de ver publicado su libro por la satisfacción que proporciona el mero hecho de escribir. ¿Estás de acuerdo con ella? ¿Qué significa para ti escribir?

R. Estoy de acuerdo porque el momento de mayor satisfacción llega con el punto final de la revisión de las galeradas. Entonces sientes que has conseguido sacar adelante tu proyecto, al que le has dedicado meses de reflexión e introspección, y que tras la batalla tú has resultado vencedora. Lo que le suceda después a la novela ya no depende de ti, aunque deseas que guste. Para mi escribir significa explicar y compartir cómo entiendo yo el mundo. Es la manera en la que mi yo se comunica con otro ser habitado por su propio yo.

9. Volviendo al libro, me llama mucho la atención que este nos plantea vicisitudes de la vida como la responsabilidad, la renuncia, los sueños, la realidad, el amor, el desamor, la sangre, el rencor... que podrían trasladarse perfectamente a nuestros días. ¿Crees que la naturaleza humana es inmutable, qué somos como somos pese a nosotros mismos?

R. Si entendemos como naturaleza humana aquello que queda cuando quitamos el altísimo porcentaje correspondiente y determinista de genética, entorno físico, social, histórico y político, entonces me atrevería a decir que existen unas inquietudes esenciales en el ser humano como son el sentimiento religioso, el deseo de amar y de saber, la bondad, la identidad, y la reflexión sobre la vida y la muerte que forman parte de nuestra naturaleza. Y son estas las que han alimentado a la literatura a lo largo de los siglos y seguirán haciéndolo, adaptándose o enfrentándose a los avances de la humanidad.

10. Ya para acabar, este año tus dos novelas anteriores se publican en Estados Unidos. Aparte de desearte todo lo mejor en ese proyecto (te lo mereces sin duda), ¿algún deseo, algún anhelo por cumplir?

Para mí, que se publique en inglés tiene un significado especial porque viví en California y luego estudié filología inglesa. En cuanto a deseos… He escrito novelas, he plantado árboles, he tenido hijos… La respuesta es: seguir contando historias, seguir sembrando y disfrutar de mi gente. 

¡Gracias Luz, por hacerme un hueco en la apretada promoción de la novela para hacer esta entrevista; y a ti Mar, por tus desvelos! ¡Un abrazo para las dos!

"Como fuego en el hielo" de Luz Gabás (ver aquí) , una lectura para perderse en ella este verano. ¡Ya me contaréis!


Mujer después de los 40

1 comentario:

  1. Me la anoto Cristina, gracias por la entrevista. Besos Sandra

    ResponderEliminar

Quiero agradeceros que visitéis mi pequeño rincón. Vuestros comentarios me animan a seguir cada día. Un abrazo :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips